sábado, 17 de enero de 2009

69. ...ES GRAVE, DOCTOR???


Bueno, llegó el momento de hablar de manías... y del fino límite entres ellas y un transtorno obsesivo compulsivo... T.O.C., T.O.C. ... ?
Quién no ha tenido manía en su vida; que si no pisar las líneas de las baldosas, cerrar las puertas antes de acostarse, revisar mil veces la bombona de butano, que si no pasar debajo de los soportales... Porque es importante decir que a veces a manía encierra una superstición escondida... un miedo.... detrás de una manía siempre hay una frase rollo: o lo hago o me dará mala suerte...

Bueno, yo estoy hablando mucho y a ver si voy a ser la única que pienso esas cosas... Espero que no...
...A lo largo de mi vida he tenido miles de millones de manías... que me he ido quitando a conciencia como buenamente he podido, algunas a base de palos; me explico...

Por ejemplo, cuando salía a la calle en uno de los pisos donde he vivido, antes de escuchar el sonido de que se cerrara la puerta del ascensor de la planta baja (habiendo salido yo de él procurando que quedara lo más abierta posible para ganar tiempo), me tenía que haber dado tiempo a correr un par de metros de suelo que había delante, bajar los escalones posteriores, dar al botón de la puerta, abrir portal y salir a la calle.

Y solo después de hacer todo eso, podía escuchar el PLOF del cierre del ascensor... Si no, me daba mal ramete... Hasta el día en que me pegué la gran ostia de mi vida -por suerte sin ser vista, que duele más- por las escaleras gracias a esos suelos resbalosos de casi todos los portales, y se me quitaron las ganas de volver a hacerlo..

Hay otra manía, por ejemplo, que nunca he conseguido desprender de mi. La verdad es que llevo tantísimos años con ella que, buah, cualquiera lo intenta... Creo que está aposentada en mi desde que aprendí a leer, que fue antes de entrar en la guardería...

A ver, se trata de repetir las letras o números de todo cartel escrito que se me ponga delante con la cintura y sin que nadie lo note. Me explico? (y que ahora nadie que me conozca intente observar si lo hago o no lo hago porque soy bien discreta y nunca nadie lo ha notado).

Ejemplo: yo estoy sentada en una cafetería y, como se me ocurra mirar el panel donde ponga "CAFETERÍA MARTÍNEZ", sin que se den cuenta mis acompañantes y sin moverme de mi posición, he de repetir el escrito con inapreciables movimientos de cintura y culo, hasta haberlo completado, con el mismo tipo de grafía y todo. Tiene que ser exacto o lo tendré que volver a repetir. Y claro, después de eso vendrá descubrir el consabido "tenemos chocolate con churros por las mañanas", el "los sábados noches hora feliz", el "pruebe nuestras tapas a 1 euro"... Con lo que se me hará super trabajosa a nivel físico la supuesta "paradita a descansar y tomar un café"...

Si voy a un bar, o no miro los carteles, o todo es un sufrimiento constante de lecturas y contoneos de cintura. Porque además es algo que no puedo compartir, porque me da mala suerte también. Debe ser algo en silencio y disimulado...

Así que calculad cuando iba de viaje (y he viajado mucho por España en mi vida desde bien pequeñita) las fatigas que mis caderas han sufrido bailoteando en silencio y a escondidas las siluetas del toro de Osborne, con sus letritas incluídas, la botellita de vino del Tío Pepe, los carteles de anuncios de "ofertas del Pryca", de los "saldos en Muebles Pérez", los rótulos de la fábrica típica de "Recauchutados viuda de Gómez e Hijos", los grafitis de "Loli te amo", "Alberto cabrón" o "Gobierno ladrón" de los techos de los puentes... Creaba un estado de ansiedad taaan fuerte que me mareaba y todo por las prisas y que me diera tiempo a "hacerlo" antes de descubrir otro cartelito. Porque como me diera por leer ese día, pasaba el viaje de los nervios, bailando por dentro pero sin que se note por fuera... pa morirse, de verdad... AAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH...

Y lo peor: "el cartel que siempre está". Esa lámina escrita que tu madre tiene colgada justo donde te sientas tú a comer cuando vas a visitarla, que tiene más contoneos de mi cintura el texto que días he pisado ese suelo. Porque si está en frente la frase, hay que hacerlo tantas veces como lo vuelves a ver. Y aunque intentes no mirar, tus ojos, por puro morbo, se dirigen de nuevo al cartel.... y de nuevo el meneíto...

O la tienda que está en tu campo de visión cuando te asomas al balcón de tu casa... o las dichosas "frasecitas de afirmaciones" que tengo repartidas en las paredes de mi casa (y que sobre todo las que me pillan frente al pc, frente a la tele y cuando me seco el pelo boca abajo en el baño, que también boca abajo hago mi meneíto) y que las tengo más que "interpretadas" a golpe de cintura...

En fin, que esa es mi vida y esa es mi manía peor...
...manía que desembocó en otra manía. La de repasar la letra de alguna gente para ver cómo piensan... Sí, lo confieso... desde el colegio... A veces me he sorprendido repasando la letra de alguien que me ha escrito algo, y así era una manera de "digamos que me siento como dentro de él, teniendo su propia letra" (sabemos que la letra dice mucho de las personas) y entonces es... como si los comprendiera mejor sintiendo desde dentro de ellos...

Jajaja... no estoy loca, en serio... aunque esta última manía...
...desemboca en otra que he reconocido ante mi persona -hoy ante vosotros- hace bien poquito...

Resulta que voy por la calle y, como cualquiera, me voy cruzando con gran diversidad de personas. Señoras con bebé, matrimonios, niños, chicas con prisa, hombres mayores cansados, viejas repelentes... Y me he dado cuenta de que los voy observando de lejos y, junto cuando pasan lo más cerca mío posible, mis ojos hacen como una rápida instantánea de su gesto. El cual repito, imito, justo cuando ya no me ven. Es para saber qué sienten, qué les pasa, cómo piensan, si su cara era de tristeza o de dolor, si sonríen o es que tienen muchos dientes y no pueden cerrar la boca, en fín, esas cosas... Y porque no me veo, pero estoy segura de que lo hago idéntico...

Pero -ojo- todo muy rápido. En un segundo. Hago "la cara" y vuelvo a tierra. Todo ha de ser de nuevo muy disimulado, porque no mola ir haciendo caritas a la vista de todos o pensarían que estoy loca...
Porque no lo estoy, verdad doctor???

15 comentarios:

siouxie dijo...

No sé si estarás más o menos loca que yo, querida, pero tienes una cintura perfecta! ;)

Winchester dijo...

...ahora sabes mi secreto...

Chi dijo...

Mis TOC son más sositos (excepto el ritual-Leticia Sabater xD). Sé que tuve mil y sigo teniendo muchos. He llegado a pasarlo fatal...también se me acumulaban. Me desesperaba. Me he llegado a levantar unas 10 veces de la cama para comprobar el cerrojo, otras tantas para la calefacción, leído unas 3 o 4 veces un mismo párrafo (hasta conseguir no tropezar con ninguna palabra). He contado las cosas más absurdas...cantidades enormes...horrible.

Esas cosas se superan el primer día que logras no hacerlo. tú lo has conseguido? yo no

Pumpy dijo...

No estás loca, creéme. Si estuvieras loca lo estaría más de medio mundo del considerado cuerdo, aunque todavía no me queda muy clara la definición de cordura.

Yo tengo la manía de analizar a todo el mundo para intentar comprender al género humano, y me puedes pillar sentada en una cafetería escribiendo sin parar en mi cuaderno, cuando lo que realmente estoy haciendo es observar a todo el mundo, escuchar las conversaciones, anotar el tipo de lenguaje verbal y corporal, el lado hacia el que miran y si miran a la otra persona o no al hablar, y si están solos, pues como se sientan, que pierna cruzan, como cogen el cigarrilo, si beben despacio o deprisa, a sorbos o a tragos, o si se dedican a mirar el vaso, .....

Otra manía: las cartas de los restaurantes o los bares de tapas. Aunque sea el bar de siempre, y vaya a pedir lo de siempre, me tengo que leer la carta de arriba a abajo. Creo que si fuera hombre me las coleccionaría.

Tendré que mandarte una carta muy muy muy muy larga, escrita a mano por supuesto.

Menos mal que no te pasa con la pantalla del ordenador.....

Besos.

Ada dijo...

Pues lo de la cintura.. para qué te voy a engañar, se las trae..jajaja

Además de manía extraña es pesadica.

Yo también tengo la manía de observar a la gente pero cuando estoy esperando los semáforos. Miro de arriba a abajo a la gente de enfrente (además al estar en mi campo de visión, lo consideran normal y no tengo que andar con disimulos) e intento adivinar si es soltera, casada, qué vida tiene, su nivel adquisitivo... Y si son parejas me gusta intentar saber hasta qué punto se quieren o no...

PD. Ya me darás la dirección de tu psiquiatra ;)

Jony_JC dijo...

A mi eso de la cintura me pasa aveces en el coche, jaja y cuando ves un nombre y lo estas 'escribiendo' y de seguida viene otro, acabas corriendo el primero para hacer el segundo xD
Son manías, yo tambien por ejemplo, ahora en invierno, tengo un bolsillo para el movil, otro para la cartera, otro para el paquete de tabaco y otro para las llaves, i siempre que salgo de mi casa, compruebo tenerlo todo, cuando llego al sitio al que iba, lo compruebo otra vez, me voy de ese sitio, lo vuelvo a comprobar, jaja
Pero bueno todo el mundo tiene esos TOC jaja.
Un saludo Rakel, y me encanta leerte!

koko dijo...

pues ahora que lo pienso, no tengo ninguna manía reseñable.... yo si que debo estar fatal!!

AariS dijo...

Uy, este mundo de las manías es muy extenso... yo tengo varias manías, aunque debo decir que no son tan originales como las tuyas xD no dormir con el armario abierto, cruzar las piernas siempre (incluso de pie), comer con unos cubiertos determinados... Y la manía de poner el volumen de la radio en número pares o terminados en 5? pensé que era una loca por tenerla, pero he descubierto a más gente que lo hace xD las manías mientras no se noten no pasa nada, pero como se noten... a mí por ejemplo me dan auténtico pánico las escaleras estas que tienen un hueco entre peldaño y peldaño, y tenéis que verme subiendo una... lo peor es que la biblioteca de mi facultad tiene una escalera así, y no veais las caras que me miran mientras la subo...

HAIdeadas dijo...

... bufff... si es por manias! venga, en el gabinete de las manietas vamos a por una: tengo que lanzar una sonrisa enorme si se enciende el calentador de agua (mas viejo que la tos)... asi sean las 6.50 de la mañana haga un frio de cojones en la cocina o haya stao mil ratos hasta que se ha encendio! ... ke frio en Zaragoza mare ke frio!!! unbeso! oro

Cybernapya dijo...

Yo tengo manías cuando a la hora de hacer teatro. Rituales que sigo a rajatabla. Por ejemplo: Yo debo decirle al director que no salgo, cantar una jota en el escenario(concretamente la de San Lorenzo)y decir en el camerino, antes de salir: Señores, que Dios reparta mucha mierda, una vez me he concentrado...Aparte de eso de la ropa amarilla y demás...

picapusa dijo...

Mi puñetera manía es tachar los días del calendario, pero no de cualquier forma, noooo, siempre tengo que tachar el día cuando ya es de noche y mi marido y dos hijos están en casa, nunca antes, nunca.
Si eso pasa , si tacho por equivocación el día y falta alguno..., joder !!! me invade una sensación horrorosa de culpabilidad, como si por mi culpa le fuese a pasar algo malo...
Preferiría mil veces mover el culo como tu,

besos.

cornoemplumado dijo...

wow rakel eres toda una blogger star!

David Güell dijo...

Cambia el támpax por un boli bic y abruma al ramo de ilustradores!

Eso no es manía, es disciplina.

xeleh dijo...

q no estas loca maruja q yo hace 2 años q tengo diagnosticado toc y me pasan cosas muxo peores q se agraban cuando tu novio mo te deja tender los tangas pa q no lo vea el vecino ya sabes xz donde voy y kien soy tangas en los pomos de las puerta ya de por cvida soy incapaz de tenderlos fuera y ya no estoy con el...........

Anónimo dijo...

no soy xele soy su hermana maruja