viernes, 12 de febrero de 2010

96. AMNESIA...

Supongo que es debido al estrés... pero es que hay temporadas en que la memoria inmediata la tengo a cero. Tengo poco tiempo y muchas cosas acumuladas, y comienzo a liarme.
Sobre todo me pasa cuando estoy currando en el ordenador...
Éste es mi día a día...

Por ejemplo, cojo un cigarro y no tengo fuego. Bajo las escaleras en dirección a la cocina y, al llegar, me quedo pensativa y cojo un donut de chocolate que he visto en el mueble y me dice "cómeme" a gritos.
Me subo al pc y sigo trabajando mientras lo saboreo...

Termino mi merienda y me apetece el cigarrito de rigor.
-UY!, no tengo mechero! Voy a la cocina a por uno... -y bajo las escaleras nuevamente.
Al llegar diviso en el frutero unas manzanas muy brillantes y agarro una y me la subo al cuarto.
Sigo trabajando y, al terminarla, decido que tengo que tirar la parte mordisqueada que no se come.
Bajo a la cocina, dirección "la basura", abro la puertecita, me quedo en blanco... y pillo el limpiacristales y limpio el espejo del cuarto de baño.

Al terminar, recuerdo que me he dejado un trabajo en el ordenador a medio hacer y pienso que qué coño hago limpiando el baño con todo lo que me queda por escribir...

Subo, me siento, agarro un cigarro y no encuentro el mechero.
-Ay, el mechero!... eso era! Voy abajo a por uno! -y repito bajada de escaleras..

Al llegar a la cocina vuelvo a quedarme en babia y el gato se asusta y me cae el palo de la escoba en los pies...
-Barrer, eso era- me digo. Y barro el salón, estiro la tela del sofá, coloco los cojines...

-Ay, el ordenador!!! - y me subo de nuevo...
Al subir veo en la mesa los restos de la manzana que me comí y que nunca tiré y pienso que mejor sería bajar y tirarla a la basura...

Después de siete donuts, tres manzanas, dos yogures, una tostada con manteca, una colada tendida y otra destendida y siete varillas de incienso encendidas por diversos lugares de la casa y doscientos intentos de encenderme un cigarro sin fuego, agarro fuertemente una bolsa, tiro en ella todas las migas, envases y demás, y bajo por última vez a la basura con la palabra "MECHERO" en la boca...

Bajo, tiro la manzana, cojo el mechero... y caliento agua para hacerme un té...
Mientras enciendo la lumbre, observo el mechero y pienso que me recuerda a algo... Ehmmm... mechero, mecheeeerooo...
-Bah... - lo suelto encima de la mesa y subo al ordenador pensando en por qué cojones pierdo tanto el tiempo si lo que tengo que hacer es escribir...

Cuando por vez décima agarro el cigarro y descubro que ni tengo fuego ni porras, escucho a mi chico gritar:
-HAY UN CAZO ARDIENDO EN LA COCINAAAA!!!!

...a lo que respondo:
-¿Y CÓMO NARICES PONES UN CAZO EN EL FUEGO SIN VIGILAR????

3 comentarios:

Toñi (picapusa) dijo...

Pues... dos cosas.. o estás dispersa o lo que te pasa es que tienes hambre.jeje.

besos

Anónimo dijo...

Qué bien escribes, Raquelita. Talentazo tienes para lo cotidiano. A propósito, a mi me pasa igual. Mal de muchos, consuelo de TODOS, como dijo el gran Bonillón, otro pirigüilli de los tantos que pueblan Fernán-Núñez.

Ran Chi dijo...

Eso me pasa a mí, especialmente cuando estoy estudiando, jojojooooo