domingo, 27 de noviembre de 2011

114. Mariposa roja de lunares blancos...



...Desde hace ya más de 5 meses, ver una mariposa representa su presencia entre nosotros, y encontrarse con un fondo rojo con lunares blancos nos hace recordar su sonrisa.

Recuerdo aquella última noche, cuando llegué a su habitación, que no pude evitar romper a llorar... Alguien susurró:
-no quiere que lloremos...
Y con un muy cortito aliento mi marujita dijo:
-Si ella quiere llorar, que llore...

Y a esa frase me aferro en días como hoy... porque a veces es necesario encontrarse con el dolor de frente y, por qué no, llorar.

Es difícil no sentir vacío cuando tu mundo solo filtra millones de mariposas y lunares...

Tengo una foto gigante de las dos juntas frente a mí, cada día. Foto que, de las miles de la pared, es la única que se mece con el ventilador del ordenador... Foto que me recuerda al instante que tengo que sonreír. Y muchas cosas más...
Demasiados recuerdos, demasiadas imágenes grabadas...

Y tantísima gente fantástica que voy encontrando en mi camino que, sin haberla conocido, reconocen que cambió su vida. Porque de repente solo me siento agusto entre personas que me enlacen a ella de una u otra manera. Que si me topo con fondos rojos de lunares blancos o mariposas, me baste una mirada para que sepan lo que siento... Porque no quiero olvidar. No quiero olvidar ni un detalle de lo que pude vivir a su lado. Ni su cara, ni su risa, ni su voz...

Y si algo siento esta noche, es que mis palabras ahonden la herida a sus seres queridos...
Y encima, ahora llega la Navidad...
El año pasado mi primera llamada de Nochebuena y de fín de año fue para ella... y seguro que mi primer pensamiento de este año que entra será el mismo.

Todos los días me planteo escribir sobre ésto, pero hasta hoy no he encontrado la fuerza...

A ella no le gustaría ver tristeza en casa en estas fechas. No olvidéis, me dirijo a su gente, que nos dejó dicho que si llorábamos, fuera con una sonrisa... Así que cumplamos su voluntad. Que los más pequeños no noten la ausencia, que la sientan presente. Que ellos tienen derecho a vivir esas primeras navidades con la misma ilusión que las disfrutábamos nosotros...

Hay que hacer una reunión especial en esas noches contadas, una reunión para ella. Que no se sienta culpable, que no sienta que ha partido en dos a esa familia fuerte... Que las penas en compañía se vuelven más livianas. Ella estará allí, o acaso lo dudáis? Si hay que llorar, pues se llora, pero únicamente vosotros sabéis sacar una risa de un momento triste, estoy convencida...
Y nada de ropa de estar por casa, eh?. Ella seguro que os quiere ver guapos. No permitáis que se rompa ese legado que dejó, venga... Intentemos que ésta navidad tenga su esencia.

Y aunque será duro, los de su entorno cercano debéis recordar que "feliz navidad" tan solo es una frase hecha... Que no os duela, porfa... BESO ENORME




7 comentarios:

Lucas Morcillo Mata dijo...

"que nos dejó dicho que si llorábamos, fuera con una sonrisa" Gracias por compartir este consejo y revelar otra forma de llorar!

Win dijo...

es difícil, pero intenta seguirlo, ya verás.. Un saludo

Lucas Morcillo Mata dijo...

...pero ya sé que es posible y creo que es el puntito que me faltaba. Ya está ahí, en mi mente, esperando que llegue la ocasión, aunque sea difícil, se hará lo que se pueda para que ya no haya marcha atrás!

Un cariño, LUCAS

Win dijo...

Acuérdate de los lunares y de las mariposas... el mundo está lleno de ello! Un beso y fuerza!

Lucas Morcillo Mata dijo...

me gustaría verla, siento algo y me gustaría ponerle cara

Apolonia dijo...

Nada más cierto: si hay que llorar, pues se llora...

Anónimo dijo...

Ya lo dice esta canción...

http://www.youtube.com/watch?v=6OpE3uNTMb0