miércoles, 7 de enero de 2009

67. LA BATA DE SOTA DE BASTOS

Me gustaría proponer hablar de esos regalos que nunca has contado lo traumáticos que fueron para tí... Ese regalo horrendo que, por los sentimientos que te unían al "regalador", nunca le dijiste que podía contigo...
En mi caso, el "momento-regalo" siempre me ha dado bastante corte. Y jamás he sido capaz de mostrar una cara que no fuera sonriente al recibir uno... Estas cosas de ahora de regalar con el ticket adjunto para posibles descambios, nunca fue conmigo... pierden la esencia del "regalar" y convierten ese acto tan bonito en un negocio... Por tanto, siempre he encontrado utilidad a todos los regalos que han llegado a mis manos... por poco que tuvieran que ver conmigo... menos UNO, el que hoy me trajo aquí...
Hacen bien poco que estoy trabajando/superando el tema de recibir regalos... Por algún trauma que no viene a cuento, siempre los he evitado (recibirlos), y si los hago yo, intento quitarles importancia o no estar presente cuando se abren. No puedo explicarlo, pero así es... Me escondo el día de Reyes, el de mi cumpleaños... No puedo, no sé...

Entre las cosas con las que me han obsequiado a las que he apañado un buen uso, se encuentra por ejemplo un par de pendientes de piedras de cristal, los famosos "pendientes-lámpara-de-salón", laaaargos hasta los hombros (nunca he usado pendientes en las orejas, parezco una choriza, y menos esos, socorro...). Los deshice y cosí todas las cuentas a unos vaqueros... lo importante era llevarlos encima, no?
Si era una falda pantalón de flores con la cintura a la altura de Julián Muñoz, pues abría las costuras y me fabricaba una faldita de cintura baja, por dios...
Unas botas horribles de suela fina? Pues nada, metía un jarrón dentro, le pintaba cuatro espirales de colores y... florero al canto...

Y no es que me hayan hecho demasiados regalos en mi vida, pero es que hubo uno, que por más vueltas que le di, sólo le encontré una utilidad: sacarlo en las noches de tertulia en casa con amigos y contar la historia...
...Estoy hablando de la BATA DE SOTA DE BASTOS...

Hace como 7 años de ese regalo... Y si mal no recuerdo, fue por navidad...

A mi me gustan mucho las cosas infantiles, lo sé, pero es que eso....

Era una bata de estar por casa, con tela de esa gordita y calentita... Yo, y me da igual lo que me digan, soy anti-bata, anti-zapatillas de casa, anti-rulos, anti-mascarilla de la cara delante de mi chico, anti-todo lo que sea -viviendo en pareja- cosa que promueva la rutina... Prefiero ir descalza a con pantunflas, prefiero un camisoncillo fino, estrecho y mono a un pijama de termolactil... Y paso del "ande yo caliente..." por un tubo. Se puede ir caliente y sin necesidad de provocar risas, lo tengo claro... Las teorías de los "rutinarios en pareja" me las se de memoria yo... y paso, en serio...

Así que vuelvo a mi BATA DE SOTA DE BASTOS...

Aparte de que yo jamás he usado bata, ésta encima era sin mangas, lo que le daba menor utilidad todavía para mi... Y los colores? ....con lo que me gusta a mi un magenta... ay... era azul marino, que no puedo, y "beige"...
Lo peor era el diseño. Rollo Mónica Naranjo. Mitad azul, mitad "beige".... y por detrás, al revés... azul-beige-azul-beige... tú sabes...
Ah... bueno... y unos ositos cutres estampados en la mitad oscura. De arriba abajo... De esos imitación a algún dibujo animado... (hablando de imitaciones, hoy he visto a un tío con un chándal de la marca "ACLICLAS"... no puedo... que me lo explíque... confieso que me he reído sola por la calle...)
Hasta ahora la bata de sota de bastos se podría salvar. Pero claro, es que no he hablado de las dimensiones... las megadimensiones....
...LAS SUPERMEGADIMENSIONES de mi bata...
Porque la supuesta distancia de hombro a hombro, en mi cuerpo eran de codo a codo, bajando recto recto... y el largo era como por la mitad del muslo... O sea, una carta de baraja española... LA GRAN CARTA SOTA DE BASTOS...
Si te la ponías y dabas un pequeño tirón hacia arriba del borde de los hombros a la vez, se quedaba tiesa (por el rollo enguatamiento) y absolutamente rectangular, sin costuras ni estrecheces... Talla XXL por lo menos... Rectángulo por delante, rectángulo por detrás, como los hombres esos que antiguamente iban anunciando algo con dos tablones sujetos por cuerdas a los hombros...
De nada servía tener cinturita, curvas, tetas levantadas o piel lisa... Te ponías la bata y pasabas a ser una de esas cartas-sota-de-bastos que perseguían a Alicia en el País de las Maravillas y que tantas pesadillas me causaron de pequeña... Por no contar que estaba fabricada de esa tela con la que ahora hacen los plumeros atrapa polvo... En dos paseos por la casa te convertías en una bola de pelusa andante y un peligro en un posible incendio...
Mi madre (ya lo he dicho, fue ella) me decía:
-¿y lo calentita que vas a estar???
Y yo intentaba explicarle:
-Mamá, por dios, que tengo pareja!!! Qué quieres, que me divorcie??? es eso???
...Y me colocaba la bata dándole el tironcito mágico a los hombros:
-Es la gran bata de la sota de bastos!!! no lo ves???
...Incluso a ella le saqué unas risas...
Y ya he terminao. No sin antes contar que estos Reyes me trajeron el GRAN PIJAMA COMPAÑERO, el del ANDE-YO-CALIENTE.... pero eso me lo reservo para otro día...
Besitos...


10 comentarios:

Marnofler dijo...

aaaaaggggggg Rakeeeeeel!!! yo tengo un par de pantalones de chandal Acliclas!!! no te metas con los pobres, este verano mi madre llegó con ellos y dijo "mira lo que te he comprao en el mercadillo para que los rompas en el trabajo" no sé si a 4 o 5 € cada uno. Además vistos de lejos dan totalmente el pego y parece que pone Adidas.

Lôgän dijo...

el maravilloso mundo de los regalos... yo jamás he tenido problema para decir que no me gusta un regalo, considero que a la otra persona le podría joder más que no se lo dijera y se enterase al cabo del tiempo que algo que ha regalado simplemente horroriza...

De todas maneras, con un poco de maña podrías haberte hecho un disfraz para carnaval digno de Cadiz que ríete tú de los soldados de la reina de corazones.

Un besazo

PS: aplaudo tú decisión de esa cruzada anti-movimientosquefomentanlarutinaenlapareja como son las batas y los rulos, que se te note la clase y el arte que tienes, coñe!

Ada dijo...

Horrorosa, por la descripción que le das a la bata tampoco yo le veo solución, y te aseguro que soy optimista... Pobretaaaa... jajaja

Hablando del chandal..

El otro día en un puesto del mercadillo se agolpaban "las marías" alrededor de un montón de "fulares" imitación de Tous.

Dibujo perfecto, suavidad de la tela impecable (síii... me acerqué jajaja) pero joer, donde debía poner la marca Tous ponía "OSITOS"...

¿Cómo puede alguien ponerse al
cuello una imitacion casi perfecta de Tous pero llevando escrito alrededor de todo el pañuelo "ositos - ositos - ositos"...

Me partíaaa yo sola... jajaja

REVUELTA dijo...

Winchester, seguro que a esa bata le sacarías partido con tu imaginación, como hiciste con los pantalones.Conseguirás un diseño exclusivo y con lo grande que dices que es podrás hacerte varias cosas. No la habrás tirado ¿no?
Un beso

Pumpy dijo...

Creo que este es el primer año que no me regalan un pijama para Reyes. A mí si que me gusta estar en pijama y bata por casa, pero siempre mona claro, con mi albornoz entalladito de colorines, o mi pijamita de pantalón ajustado y camiseta "tengo unas tetas enormes", o mi batita japonesa... Cómoda pero sin rulos... jejejeje

Uno de mis peores regalos me lo hizo la madre de XCar, la pobre, las primeras navidades después de conocerlo. Me regaló una camisa blanca de esas super pijas de niña bien con unos ositos en la franja donde se abrochan los botones. Yo ahora soy algo más normal vistiendo, pero por aquel entonces era mega-hippie, y cuando la ví no se si fui capaz de sonreir o torcer el morro. Al menos la mujer se había acordado de mí. La metí al fondo del armario y poco después me vino bien para conjuntarla con la horrible falda de tubo negra que me hacían ponerme en el restaurante donde trabajaba.

Pero los peores regalos de todos han sido siempre los de mi madre. Horrendos horrendos. La mujer intentando regalarme cosas estrafalarias porque yo soy un poco estrafalaria, no acierta ni de casualidad, y no digamos cuando lo que intenta es regalarme algo formal tipo princesita delicada o ingeniera agresiva. Con esos ya se sale....

Bibliotecaria Macaria dijo...

Buenasss, soy un infiltrado en tu pagina por culpa de "El Bute" y es que me ha llamado bastante la atención la ilustración con la que abres "la bata de la sota de bastos", es una pequeña joya editorial, pertenece a una edición de Alicia en el Pais de las Maravillas de la Editorial juventud, 1927. Es una autentica obra de arte y lo curioso es que la reina de corazones de la baraja inglesa ha sido cambiada por la Reina de Espadas de la baraja española (Heraclio Fournier). Bueno, lo dicho, una joya..si la imagen es escaneada de un libro tienes un pequeño tesoro en casa, si la has bajado de Internete pues ha sido una afortunada casualidad.
Bueno, perdona este pequeño rollo, deformacion profesional de bibliotecario y, nada, nos vemos en los bares.
Un saludito.

siouxie dijo...

Pues yo con estos frios, no puedo estar en casa sin mi poncho de lana gordita, color rojo ferrari con flecos hasta las rodillas :), mis vaqueros y mis zapatillas!. Odio los zapatos y el calzado "de calle" en general. Mi naturaleza me pide pies desnudos o zapatillas, qué le voy a hacer. El secreto de no perder el "charme", está tal vez en elegir pijamas, batas y zapatillas que sean muuyyyy bonitas! :). Yo lo intento . Busco bonitos hasta los delantales que me pongo para cocinar.
Y en verano: camisoncillos finitos de tirantes y kimonos guays.
Eso si: NADA DE RULOS Y MASCARILLAS DELANTE DEL NOVIO, MARÍO O MAROMO. Esas cosas se hacen a solas, ¿A que si?.
Lo único permitido ante la pareja, es en todo caso, la manicura!.
(y con la bata, puedes hacerles unas mantitas a los gatos y al Richipón! :).
Feliz año nuevo!!!

AariS dijo...

Lo de los regalos es para llevarse hablando toda la eternidad... yo un día de éstos voy a abrir una tienda de bufandas, porque toooodos los años me caen 3 o 4... Y respecto a lo de andar por casa super mona para la pareja... humm... lo siento pero tengo que discrepar... los tíos van siempre hechos unos guarros en casa, así que por qué las chicas tenemos que ir sufriendo frío e incomodidad para que nuestra pareja nos vea monas?? ni pensarlo! si yo aguanto chandals "acliclas", zapatillas de señor de 90 años, camisetas de propaganda y pelos revueltos... que aguante él la bata, las zapatillas de muñecos gigantes y el pijama calentito!! Besos ^^

la nena dijo...

Rakel escucho tu música hace lo menos 5 años (tengo 18) y no me canso, dices verdades como puños y me ha hecho mucha ilusión encontrarme con ésta página, estaba hacindo un trabajo de inglés de ti y tu música. Coincido contigo en el detalle de "ande yo caliente..." mentira!! saludos de una más pal bote

Winchester dijo...

un trabajo de mi???